5 REGLAS BÁSICAS PARA EL MANEJO DE MATERIALES PELIGROSOS 

 

  1. “Lo que no conozco puede matarme”: Cualquier producto químico, por simple que parezca o poco que sea puede tener un gran potencial de hacernos daño o provocarnos la muerte, siempre debemos considerar que si no conozco el material con el que estoy tratando debo considerarlo como sumamente peligroso.
  2. Identificación e información actualizada y disponible: Todos los químicos tienen riesgos distintos, ya sea por su toxicidad, grado de inflamabilidad, inestabilidad o características específicas como las de los materiales radioactivos, el mantener actualizadas y disponibles las fichas técnicas de cada sustancia nos permiten anticipar todos los posibles riesgos, protegernos de forma adecuada e incluso implementar planes de respuesta a emergencia efectivos. 
  3. Mantener criterios de incompatibilidad química: Los materiales peligrosos tienen criterios de incompatibilidad, esto quiere decir que pueden reaccionar de forma negativa al entrar en contacto con otras sustancias, un ejemplo de esto es el oxígeno medicinal que puede causar explosiones al entrar en contacto con algunas grasas, es por esto que cada sustancia debe indicar con que sustancias no es compatible y mantener los criterios de separación que sean necesarios para evitar cualquier reacción adversa. 
  4. Correcto almacenamiento: Las condiciones de almacenamiento de sustancias químicas son un factor relevante en la prevención de emergencias, características como bodegas ventiladas, sistemas de contención de derrames, distancias de seguridad hacia personas, máquinas y procesos, detectores de gases y hasta sistemas eléctricos anti chispa son primordiales al momento de diseñar los espacios seguros de almacenamiento. Estas características nos permiten minimizar el riesgo de una emergencia o al menos minimizar su posible impacto a la salud, seguridad y medio ambiente. 
  5. Controlar los inventarios: Es lógico que siempre se quiera tener disponibilidad de los materiales que necesitamos para trabajar, sin embargo, cuando se trata de productos químicos es muy importante mantener un control estricto de inventarios que nos permita almacenar las cantidades mínimas necesarias, de esta forma podemos evitar grandes emergencias e incluso perdida de insumos.