Alta capacitación, prevención y seguridad antes de decir sí a las alturas…

Se considera un trabajo en altura a toda labor que exponga a un trabajador el superar los 1.20 metros sobre el nivel del suelo para los trabajos industrializados.

Se considera un trabajo en altura a toda labor que exponga a un trabajador el superar los 1.80 metros sobre el nivel del suelo para los trabajos constructivos.

Normativa OSHA

Frases como: “Ahí no está tan alto, traiga la silla y no la escalera…”, “Dura más poniéndose el equipo que lo que va a durar arriba, eso es rápido…” “Yo tengo años haciendo esto y nunca me ha pasado nada…”, obedecen a las principales causas de accidentes al realizar trabajo en alturas:

· Exceso de confianza.

· Prácticas inseguras.

· Desconocimiento en Equipos de Protección Personal.

La ejecución de trabajos en altura bajo acciones orientadas por estas tres causas son el motivo por el cual un trabajador puede sufrir serias lesiones, incluso hay quienes desgraciadamente han encontrado la muerte, pues confiaron más en la costumbre que en la cultura de seguridad que debe de predominar en cada centro de trabajo.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, OSHA por sus siglas en inglés, regula principalmente dos tipos de trabajos en alturas, los realizados a nivel industrial y los trabajos de construcción, manejando una norma específica según el área donde el trabajador desempeñe su labor.

Esta norma considera trabajo en altura toda labor que exponga a un trabajador a una distancia de 1.20 metros sobre el nivel del suelo para trabajos en industria y 1.80 metros para trabajos constructivos.

Partiendo de esta división, es importante tener claro que la elección del EPP a utilizar en altura, siempre va a depender de las condiciones, características y riesgos previamente evaluados con respecto al trabajo a realizar.

“Importante saber diferenciar entre los sistemas de protección activa y sistemas de protección pasiva, conocer las ventajas y desventajas de los equipos además de utilizarlos de manera correcta. Dentro de estos equipos existen 3 clasificaciones bien señaladas:

· Trabajos restrictivos: Son sistemas que evitan que el trabajador llegue a un borde de caída.

· Detención de Caídas: Son sistemas que evitan que el trabajador llegue al suelo en caso de caída.

· Trabajos en posicionamiento: Son trabajos que permiten dar soporte al trabajador mientras realiza trabajos en alturas.

Aparte de esto existe un equipo básico de protección; la protección de las diferentes partes del cuerpo, cabeza, vista, rostro, manos y pies (cascos, lentes, guantes y zapatos), estos van a depender del trabajo para poder analizar el nivel de protección que requieren los equipos”, amplió Allen Cascante Acuña, Técnico Especializado de CEFOTEC.

Cabe destacar que la normativa OSHA es clara en cuanto a los roles establecidos sobre el personal que realiza este tipo de tareas, catalogadas como críticas.

Considera Persona Autorizada a quien recibió y aprobó con éxito la capacitación necesaria para desarrollar trabajos en alturas. Persona Competente a aquella que tiene la capacidad de identificar los peligros existentes o potenciales, las condiciones antihigiénicas y peligrosas, o las condiciones que presentan riesgos para los colaboradores.

Mientras que, la Persona Calificada será la asignada por el empleador para realizar un tipo específico de deber, o para estar en la ubicación específica de trabajo, ya que cuenta con el conocimiento o formación que requiere la tarea crítica.

Recuerda previo a desarrollar trabajos en alturas considerar al menos los siguientes cinco puntos:

· Análisis de riesgos del trabajo a realizar.

· Capacitación del personal.

· Uso de equipos certificados.

· Elección del sistema correcto para el trabajo.

· Permiso de trabajo.