El respaldo de las marcas también es un punto importante de análisis en temas de seguridad

La capacitación constante a los equipos de trabajo y un programa sólido de bloqueo y etiquetado serán de gran ayuda en su organización para evitar accidentes relacionados a accesos no autorizados, el arranque inesperado de maquinaria o la activación de puntos de energía.

Parte fundamental de este programa es el uso de candados de seguridad, una herramienta sumamente importante en todo tipo de industrias.

Su uso es considerado un elemento intermedio indispensable para el bloqueo de las fuentes de energía para velar por la seguridad de los trabajadores. Se ubica como punto intermedio ya que la secuencia de seguridad inicia realmente con la colocación del dispositivo de bloqueo principal adaptado a la fuente de energía por bloquear, y esa etiqueta será la que indique qué personas están autorizadas para realizar las tareas de reparación o mantenimiento requeridas en cada máquina etiquetada.

La confiabilidad y durabilidad de los candados a utilizar son elementos críticos para la seguridad de los trabajadores, de aquí la importancia de elegir herramientas conocidas por el respaldo de sus marcas en el mercado, por ejemplo, la línea Brady.

Con más de 100 años de trayectoria, Brady ofrece una línea completa de candados resistentes a diversas condiciones ambientales, de uso y ante el factor tiempo.

Sin embargo, lo más importante es que sus desarrollos cumplen con los requerimientos establecidos en la norma OSHA sobre dispositivos de bloqueo, entre ellos: medida, forma y color estandarizado, distinguirse de los candados utilizados para otros propósitos, resistir el entorno de uso, entre otros.

Dentro de los modelos disponibles requeridos para diversos usos podemos encontrar:

Candados de seguridad compactos: Se ubica como el candado de seguridad más pequeño del mercado, su cuerpo de nylon reforzado con fibra de vidrio brinda resistencia adicional a los impactos. Soporta temperaturas de servicio de 0°–250° F (-20°–120° C).

Candados de seguridad: Su cilindro especial de 6 pernos resiste manipulaciones, al igual que el modelo anterior es reforzado con fibra de vidrio y además cuenta con arco de acero endurecido con triple recubrimiento. Soporta temperaturas de servicio de 0°–250° F (-20°–120° C).

Candados de seguridad con arco de nylon no conductor: Es de cuerpo ligero, no conductor y antichispas, cuenta con reforzado especial de fibra de vidrio y su arco de nylon no es conductor.

Candados de seguridad de cuerpo largo: El cuerpo de 3” de largo de estos candados tiene un espacio amplio para identificar la información más importante que porta. Se caracteriza por ser no conductor, antichispas y por contar con un arco de acero endurecido con triple recubrimiento. Soporta temperaturas de servicio de 0°–250° F (-20°–120° C).

Candados de acero laminado: El acero laminado reforzado resiste abuso físico severo mientras que el arco de acero endurecido resiste alteraciones, corte, apalancamiento y oxidación. Las placas del cuerpo están recubiertas individualmente para proporcionar mayor protección contra la oxidación. Además, como aporte ambiental, son productos realizados con material de reciclaje.

Candados de aluminio: Es el candado de aluminio más ligero del mercado y está hecho de material reciclado. Su arco de aluminio tiene mayor resistencia a la corrosión y a chispas. Su ranura paracéntrica proporciona seguridad óptima evitando que se puedan sacar copias de la llave en una cerrajería local.

Al igual que muchos otros equipos de protección, su elección depende totalmente del uso requerido, sin embargo, contemplar dentro de la elección de compra el factor de trayectoria de la marca también puede ofrecerle respaldo y tranquilidad.