¡Protégete de pies a cabeza!

¡Hablemos del calzado de seguridad!

A simple vista se podría pensar que el calzado de seguridad y el calzado de trabajo es lo mismo, sin embargo, al detallar cada uno de ellos podrás encontrar aspectos importantes que marcan la diferencia entre uno y otro.

A continuación, conoce sobre estos aspectos y el modo de elegir el calzado correcto según la labor a realizar y los riesgos que esta conlleva.

Calzado de seguridad:  El calzado de seguridad es aquel que cubre el pie por completo con un tope o puntera de seguridad que protege contra impactos. Se encarga de proteger el pie del trabajador ante cualquier peligro o accidente, además, ofrece comodidad para desempeñar la labor asignada con total normalidad.

Calzado de trabajo: El calzado de trabajo, también conocido como calzado laboral, es aquel que incorpora algunos elementos para proteger a la persona. Ofrece protección ante los riesgos que pueden generar accidentes en su puesto de trabajo. No obstante, no garantiza la protección contra el impacto y la compresión en la parte delantera del pie.

Teniendo clara la diferencia entre ambos tipos de calzado, la mejor recomendación sería qué, en la medida de lo posible, se opte por el calzado de seguridad, pues, como su nombre lo indica, ofrece la seguridad completa que el trabajador requiere según sus labores diarias.

Ahora bien, ¿cómo se debe elegir el calzado de seguridad correcto?, presta atención a las siguientes recomendaciones:

Lo primero que el trabajador necesita tener claro, es que debe de buscar el calzado acorde a la actividad a realizar, por ejemplo: Trabajos eléctricos.

Un factor clave para evitar accidentes laborales, es que el trabajador se encuentre cómodo, por lo que la comodidad y la flexibilidad se convierten en aspectos importantes a tomar en cuenta.

Para evitar caídas se recomienda que la suela del zapato elegido sea antideslizante.

Es de vital importancia para el trabajador, que el zapato de seguridad sea dieléctrico, resistente al agua, y que cuente con puntera reforzada, ya que estas características lo protegerán de riesgos eléctricos, contacto con sustancias peligrosas y protección contra caídas que pueden ocasionar lesiones graves como una fractura.

Cabe destacar, que, como parte de las innovaciones durante los últimos años en fabricación de equipos de salud y seguridad ocupacional, se ha logrado el desarrollo de artículos que son mucho más prácticos y beneficiosos para el trabajador, por ejemplo, la sustitución de punteras metálicas por materiales como el composite, ofreciendo ventajas en comodidad que no sacrifican la seguridad de trabajador.

El calzado de seguridad es parte fundamental del EPP que el trabajador debe de utilizar mientras cumple con las funciones asignadas, la selección correcta de este, al igual que la de cualquier otro tipo de equipo, puede marcar la diferencia ante un accidente laboral, así que de ahora en adelante piensa siempre en la protección de PIES A CABEZA.