Cono de seguridad retráctil de 62 cm de alto, con cinta reflectiva que lo hace vistoso en condiciones de baja luminosidad. Su diseño liviano y retráctil permite contraerlo y guardarlo en espacios pequeños en donde no cabría un cono de seguridad normal, como el maletero de un vehículo.