Sabemos la importancia que tiene para la empresa que sus trabajadores cuenten con Equipos de Protección Personal (EPP) correctos y adecuados a cada necesidad. Para este tipo de regulaciones existe la Norma Internacional ISO-45001 denominada Sistemas de gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

Para cumplir con la normativa contamos con los EPP, los cuales están diseñados para proteger al trabajador de los diferentes riesgos a los que se expone. Según la Jerarquía de control, existen tres zonas donde estos se pueden aplicar: en la fuente, a lo largo de la vía de transmisión y en el trabajador.

En salud y seguridad en el trabajo existen maneras de controlar el riesgo; el equipo de protección personal si bien es uno de los últimos niveles de intervención, es uno de los principales que utilizamos diariamente debido al desarrollo económico, tecnológico, así como a las condiciones propias de los países tropicales.

Las organizaciones deben establecer, implementar y mantener procesos de identificación continua y pro-activa de los peligros, así como evaluar los riesgos a partir de los peligros identificados considerando los controles existentes.

Sin embargo, hasta la fecha la formación de especialistas en la temática ha sido una deuda histórica para con el sector productivo, ya que no existen espacios de formación en la temática, de manera tal que se garantice que el uso, mantenimiento, almacenamiento y disposición final correcta, conforme a las necesidades propias de cada trabajador.

Estos elementos se encuentran establecidos en la legislación nacional vigente donde cada patrono deberá de cubrir dichas exigencias técnicas que permitan proteger la integridad de sus trabajadores.