Skip to main content

Riesgo de un Arco Eléctrico

Publicado: 18 Agosto 2023 | Categoría: Blog Sondel | Vistas: 646 | Autor: SONDEL COSTA RICA

Los accidentes por arco eléctrico representan la tercera causa de muerte en el sector eléctrico, siendo uno de los accidentes más comunes y peligrosos.  Pero antes debemos de conocer ¿Qué es un arco eléctrico? ¿Cómo se produce y cómo lo podemos evitar? En este Articulo te lo explicamos.

Conocer los motivos y las posibles prevenciones de riesgo de arco eléctrico es crucial para que las empresas reduzcan al mínimo la posibilidad de estos sucesos.

El arco eléctrico es una corriente o descarga eléctrica que se produce entre dos elementos con electrodos de potencia diferente cuando entran en contacto en un entorno gaseoso. En otras palabras, Un arco eléctrico se da específicamente cuando una corriente eléctrica pasa a través del aire entre conductores o de un conductor a tierra en lugar de su trayectoria prevista.

Cabe destacar que las temperaturas pueden alcanzar los 35.000 grados Fahrenheit. Estas peligrosas condiciones pueden ocurrir comúnmente cuando se está trabajando en equipos energizados o durante una falla del equipo eléctrico.

La luz, el calor y la ráfaga de un arco eléctrico pueden causar lesiones corporales extremas e incluso la muerte cuando los empleados están expuestos sin el equipo de protección personal adecuado y los protocolos de seguridad eléctrica adecuados.

Actualmente, se registran entre cinco y 20 accidentes diarios por arco eléctrico. Esto comúnmente provocado por polvo o impurezas; acercamiento eléctrico, caída de herramientas, sobrevoltajes, falla de los materiales aislantes, falla en el mantenimiento del equipo o exposición a partes energizadas, etc.

Riesgos Por Arco Eléctrico

  1. Aumento de la temperatura y del plasma

El primer riesgo por arco eléctrico es el aumento de la temperatura y el plasma. Cuando se produce esto, se alcanzan altas temperaturas que pueden llegar hasta los 15.000ºC, por lo que puede causar un riesgo químico por la formación de plasma en los electrodos al alcanzar esas temperaturas.

  1. Evaporación de metal y sobrecalentamiento 

Otro de los riesgos que podemos encontrar es el aumento de masas producido por la evaporación de metales por altas temperaturas, provocando automáticamente explosiones y salpicaduras; incluyendo un sobrecalentamiento causado por aumento de temperatura y una liberación descontrolada de energía.

  1. Aumento de la presión 

En tercer lugar, el aumento de presión es un riesgo de arco eléctrico que ocasiona daños materiales en la infraestructura de las instalaciones de las empresas, pero sobre todo daños personales en los operadores y trabajadores, al producirse en espacios pequeños y no poder liberarse.

  1. Gases tóxicos y otros elementos

Por un lado, este riesgo provoca posibles lesiones cutáneas, al liberarse productos tóxicos desintegrados tras provocarse el arco eléctrico. Si el operador no cuenta con un equipo de protección adecuado, estos daños serán fatales, pudiendo provocar quemaduras graves y daños irreversibles, además de dañar el interior de la instalación.

  1. Peligro de incendio

Por otro lado, un incendio como riesgo de arco eléctrico es uno de los principales y más comunes peligros cuando se produce este suceso. La elevada radiación térmica afecta a los materiales inflamables, aumentando la posibilidad de un incendio por las altas temperaturas. Una evaluación de todos los sistemas ayudará a que la instalación sea segura y ningún riesgo afecte a personal o infraestructura.

Uso de EPP adecuados 

Entre los riesgos que están expuestos los trabajadores son quemaduras.  Las quemaduras más severas pueden ser causadas principalmente por la misma ropa y no por la exposición al arco o fuego repentino; es por ello que los esquemas de seguridad recomiendan utilizar tecnologías avanzadas, como prendas que protejan la vida de las personas ante cualquiera de estos accidentes.

Protección facial, ocular adecuado, guantes, casco o capuchas, Calzado de protección, camisa, chaqueta y pantalones preparados con protección frente a riesgo de arco eléctrico son los mejores equipos de protección para evitar las consecuencias de riesgos eléctricos.

Además, tomar distancias y precauciones frente a la maquinaria que pueda producirlos es otra de las recomendaciones que más reducen la posibilidad de daños por causas del arco eléctrico.

Por ejemplo, si un trabajador se ve afectado, puede sufrir grandes quemaduras, heridas de gravedad o incluso la muerte. El nivel de quemaduras puede disminuir muchísimo, con el correcto uso de un Equipo de Protección Individual. Dichos Equipos de Protección Individual o EPI’s se categorizan como CAT 3 y se utilizan dentro de compañías eléctricas (producción, generación, renovables y distribución).

La categoría 3 en los EPIS o Equipos de protección Individual se refieren a aquellos equipos de protección individual de diseño complejo. Están destinados a proteger a los operarios de todo riesgo mortal o cualquier otro peligro que pueda dañar su integridad física o su salud de forma grave e irreversible.

Podemos mencionar que algunas de las telas inflamables más comunes son el algodón, la lana y la seda; mientras que algunas telas inflamables que se derriten son el poliéster, el nylon y el polipropileno. El arco eléctrico y el fuego repentino pueden prender o derretir la ropa convencional de trabajo y quemar la piel no protegida.

La National Fire Protection Association   conocida por sus siglas como (NFPA) es una organización privada sin fines de lucro que se encuentra íntimamente relacionada con los riesgos propios del arco eléctrico.  Esta Asociación la conforman compañías aseguradoras que buscan diseñar y promover las buenas prácticas en el trabajo, y desarrollar y actualizar estándares para la prevención contra fuego mediante la creación de un Comité Técnico.

Se recomienda para evitar riesgo por Arco Eléctrico utilizar la tabla NFPA-70E para determinar el riesgo y los requerimientos del equipo de protección personal.

Las pautas vertidas en el documento NFPA-70E-2004, en su sección 130.3 (B) y anexo D, aconsejan llevar a cabo un análisis de riesgos para predecir la energía de un arco eléctrico, mientras que en la Sección 130.7 (C) (9) (a) y 130.7 (C) (11) se recomienda utilizar la tabla NFPA-70E para determinar el riesgo y los requerimientos de EPP.

Algunas de las normativas que regulan y prevén el riesgo por arco eléctrico son el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo, la NOM-029-STPS-2005, sobre el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en los centros de trabajo y sus condiciones de seguridad, y la NOM-017-STPS-2008, que regula el equipo de protección personal y la selección, uso y manejo en los centros de trabajo.

Podemos concluir que la aparición de un arco eléctrico puede causar quemaduras graves, contusiones, pérdida de audición, fracturas de huesos e incluso la muerte.

Compartir artículo

Últimas publicaciones