Skip to main content

Manejo de Materiales Peligrosos

Publicado: 26 Septiembre 2023 | Categoría: Blog Sondel | Vistas: 870 | Autor: SONDEL NICARAGUA

Cuando Hablamos de manejo de materiales peligrosos no referimos específicamente a las prácticas y procedimientos diseñados para manejar, almacenar, transportar y eliminar sustancias o productos químicos que representan un riesgo significativo para la salud de la humanidad, el medio ambiente o la propiedad. Estos materiales peligrosos pueden incluir desde productos químicos tóxicos, inflamables, corrosivos, radiactivos, biológicos o explosivos, entre otros.

En este artículo encontraras algunos conceptos clave y pautas importantes para el manejo de materiales peligrosos:

Identificación y clasificación: Es sumamente importante identificar y clasificar adecuadamente los materiales peligrosos según los sistemas de clasificación internacionales, como el Sistema Globalmente Armonizado (GHS).

Global Harmonized System  o Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de productos químicos (SGA o GHS por sus siglas en inglés) establece criterios armonizados para clasificar sustancias y mezclas con respecto a sus peligros físicos, para la salud y para el medio ambiente.

Esto ayuda a comprender los riesgos asociados con cada sustancia.

Almacenamiento seguro: Los materiales peligrosos deben almacenarse en lugares designados y seguros que cumplan con las regulaciones locales y nacionales. Esto incluye garantizar la compatibilidad de los productos químicos almacenados y mantenerlos alejados de fuentes de ignición o calor.

Es esencial identificar y conocer bien los productos a almacenar, debido a que existe un principio de separación de los productos incompatibles que pueden reaccionar entre sí o con el entorno. Por un lado, las características de un producto pueden generar una modificación o una degradación que puede volverle más peligroso, ya sea al almacenarlo o al utilizarlo posteriormente.

Se deben mantener registros precisos de la información relacionada con los materiales peligrosos, como hojas de datos de seguridad (HDS), registros de capacitación y registros de incidentes.

Algunos tipos de Productos que pueden provocar ciertos tipos de reacciones son:

  1. Higroscópicos, tomando en masa, hidrolizables, que emiten gases altamente inflamables al contacto con la humedad, como los metales alcalinos y sus hidruros, reaccionan mal a la humedad.
  2. Sublimables, peroxidables o polimerizables deben ser protegidos de toda fuente de calor.
  3. Peroxidables y polimerizables deben colocarse fuera de la luz (UV).
  4. Cristalizables, gelificables y las emulsiones temen el frío.
  5. Se deben aislar los productos oxidables, peroxidables y los polvos metálicos de todo contacto con el oxígeno del aire.

Además, es importante que el transporte de materiales peligrosos deba cumplir con regulaciones específicas de seguridad, incluyendo el uso de vehículos adecuados, contenedores resistentes y la capacitación de los conductores

Etiquetado y señalización: Todos los recipientes y envases de materiales peligrosos deben estar etiquetados de manera clara y legible, indicando su contenido, peligros asociados y precauciones necesarias. Además, se deben utilizar señales de advertencia en áreas de almacenamiento y transporte.

El Sistema Unificado de Clasificación de Peligros especifica cómo se debe proporcionar la información a los usuarios. Incluyendo pictogramas de peligro o señales gráficas de advertencia;

palabras de advertencia o frases breves que describen el nivel de peligro; declaraciones de peligro y de precaución.

Equipo de protección personal (EPP):  El EPP especifico que se debe utilizar con materiales peligrosos varía según el tipo de sustancia peligrosa, el entorno de trabajo y el nivel de riesgo asociado, dentro de ellos están:

  1. Equipo de protección para los ojos y la cara: Esto incluye gafas de seguridad, caretas o pantallas faciales para proteger los ojos y la cara de salpicaduras, aerosoles o partículas peligrosas.
  1. Protección respiratoria: Dependiendo de la naturaleza de los materiales peligrosos, se pueden requerir mascarillas, respiradores o equipos de suministro de aire para protegerse de gases tóxicos, vapores o partículas en suspensión.
  1. Ropa de protección: Esto puede incluir trajes especiales, overoles, mandiles o delantales resistentes a productos químicos, para proteger la piel y la ropa de salpicaduras y exposición directa a sustancias peligrosas.
  1. Guantes: Los guantes adecuados para el manejo de materiales peligrosos pueden ser de diferentes materiales, como nitrilo, neopreno, PVC, látex o caucho, dependiendo de la compatibilidad química con las sustancias manejadas.
  1. Calzado de seguridad: Botas o zapatos de seguridad que sean resistentes a productos químicos y tengan suelas antideslizantes pueden ser necesarios para proteger los pies de derrames o salpicaduras.
  1. Protección para la cabeza: En algunas situaciones, como en entornos donde existe el riesgo de impacto o caída de objetos, se puede requerir el uso de cascos de seguridad.
  1. Protección auditiva: En entornos ruidosos, se pueden requerir protectores auditivos, como tapones para los oídos o protectores auditivos tipo orejeras, para prevenir daños en la audición.
  1. Equipo de protección para todo el cuerpo: En casos extremos, se pueden necesitar trajes de cuerpo completo que cubran desde la cabeza hasta los pies, proporcionando una barrera completa contra materiales peligrosos.

Es importante destacar que el EPP específico necesario dependerá de la evaluación de riesgos realizada para cada situación. Antes de manipular cualquier material peligroso, es esencial revisar las hojas de datos de seguridad (HDS) de los productos químicos y seguir las recomendaciones proporcionadas por el fabricante para determinar qué EPP es necesario utilizar. Además, la capacitación adecuada en el uso y mantenimiento del EPP es esencial para garantizar la seguridad en el manejo de materiales peligrosos.

Gestión de emergencia: Debe de haber planes de respuesta a emergencias en caso de derrames, fugas o incidentes que involucren materiales peligrosos. Estos planes deben incluir procedimientos de evacuación, primeros auxilios y comunicación con las autoridades pertinentes.

Cumplimiento normativo: Es fundamental cumplir con las regulaciones y normativas locales, estatales y nacionales relacionadas con el manejo de materiales peligrosos.

La Organización Internacional de Normalización (ISO) desarrolla y publica estándares internacionales relacionados con la gestión de la seguridad química y otros aspectos del manejo seguro de materiales peligrosos. Ejemplos incluyen la norma ISO 14001 sobre gestión ambiental y la ISO 45001 sobre gestión de la seguridad y la salud en el trabajo.

Además, en Centroamérica, existe el Reglamento Técnico Centroamericano (RTCA): la cual es una normativa regional aplicada que regula el manejo y el transporte de sustancias y materiales peligrosos en la región.

Todos los trabajadores que manejen materiales peligrosos deben recibir capacitación adecuada sobre los riesgos, las precauciones y los procedimientos de respuesta en caso de un incidente.

Podemos concluir que el manejo de materiales peligrosos es esencial para garantizar la seguridad de los trabajadores, el público y el medio ambiente. Cualquier empresa o entidad que trabaje con estos materiales debe seguir las mejores prácticas y regulaciones aplicables para minimizar los riesgos y prevenir incidentes.

Compartir artículo

Últimas publicaciones